En Villa de Fermoselle, paraíso de los arribes del Río Duero, provincia de Zamora, España, nacía una vocación pastelera que distinguió con fidelidad rigurosa a los hermanos Marcos Gonzalez. La vasta experiencia de los pasteleros ibéricos fue confiada a estos tres hermanos que a mediados del siglo pasado decidieron poner un nuevo rumbo a sus vidas y viajaron a Argentina en busca de nuevos desafíos.

En 1986 y luego de varios emprendimientos, los hermanos dan el gran paso y ponen en marcha “El Trío”, una fábrica de galletitas ubicada en la localidad de San Justo, provincia de Buenos Aires.
A fuerza de dedicación, pasión y determinación, la empresa fue creciendo año tras año; de ser un emprendimiento que proveía a comercios aledaños pasó a competir con las grandes marcas a nivel regional. La calidad de los productos comenzó a preceder a la marca y así es que llegaron a ser altamente reconocidos en toda la provincia. La pequeña empresa que supo ser en sus comienzos llegó a distribuir en toda la provincia y posteriormente a todo el país.

Al día de la fecha Productos Trío cuenta con más de 20 productos en el mercado (nacional e internacional), una planta modelo de más de 5000 mts2 y la plena confianza y aceptación de nuestros consumidores.

Compromiso Trío

Creemos en la importancia de los derechos humanos por lo que fomentamos un clima de trabajo amigable con oportunidades de crecimiento personal y profesional. El respeto de la legislación laboral vigente es vital para nuestro desarrollo, por eso buscamos a diario preservar la salud y seguridad de nuestro personal.
También apoyamos a diversas instituciones (escuelas, comedores y Sociedades de fomento) involucradas socialmente para que puedan seguir funcionando y ayudando a quienes más lo necesitan.

La transparencia es uno de los valores fundamentales en el desempeño económico; creamos relaciones comerciales con proveedores que comparten nuestros valores y nos ayudan a mantener este estándar.

Somos conscientes de nuestro papel en la comunidad y la importancia que tiene el medio ambiente; por eso implementamos a lo largo del proceso productivo una serie de medidas de control que aseguran un “impacto 0” en el medio ambiente.